¿Vas a Islandia con poco presupuesto? ¡Checa estos consejos!

 

Islandia se ha convertido en uno de los destinos estrella. Muchos viajeros sueñan con visitar ese hermoso país con paisajes sobrenaturales de la roca volcánica negra y los géiseres, pero lo que los frena es el presupuesto. No hay que preocuparse muchachos, si uno va bien organizado y sabiendo ciertas cosas, se puede disfrutar de Islandia.

No existe la comida barata

Muchas veces, en destinos que son muy costosos, una gran manera de ahorrar dinero es yendo a los lugares locales de comida rápida. Pero en Islandia no es posible, así que habrá que ahorrar en otras cosas.

Para que te des una idea, un desayuno sencillo está alrededor de 12 dólares, mientras que en una estación de servicio puedes comer por 18 dólares. La cena, incluso en un restaurante informal, será de $ 40 a $ 50 por cabeza, más bebidas. Obviamente lo más barato va a ser cocinarse uno mismo (aunque sigue siendo costoso).

Rotundo NO al bus turístico

Obviamente hay que visitar los lugares icónicos de Islandia como el famoso Anillo de Fuego, con sus géiseres, cascadas y extensos campos de lava, pero no es necesario pagar 150 dólares para que te lleven en un bus lleno de turistas. Lo mejor es alquilar un coche y recorrer los lugares a tu tiempo (puedes alquilar a 60 dólares un coche con nafta por día).

¿Auto o 4×4?

Las carreteras en Islandia están en muy buen estado, pero lo mejor de ese país se encuentra fuera de los caminos pavimentados, por esta razón lo mejor es gastar entre 10 o 20 dólares más y alquilar una camioneta que te pueda llevar a lugares más difíciles de llegar.

Si vas en busca de las Auroras Boreales…

…tienes que saber que no es una cosa simple verlas desde la ciudad. Además debes de tener en cuenta que para poder verlas es necesario cielos despejados, actividad eléctrica en la atmósfera y una hermosa vista del cielo para atraparlos en el acto. Una serie de condiciones que se deben dar juntas, pero que no es imposible.

Para aumentar las posibilidades lo mejor es ir entre noviembre y febrero. De septiembre a abril las posibilidades bajan pero no es imposible verlas. Y, durante el verano, ni lo sueñes.

Luz radiante durante 24 horas

Si vas en verano vas a tener luz de día durante las 24 horas, para muchos ese es un beneficio ya que puedes aprovechar al máximo todo el viaje sin tener que apurarte por que oscurezca. Ni por conseguir boletos para cierta hora del día, tu te manejas tu tiempo… al fin tienes (literalmente) todo el día. Pero si vas en invierno, ¡prepárate para la oscuridad!