5 lugares que debes visitar en Brasil.

1. Río de Janeiro.

La ciudad de Río además de poseer un clima privilegiado y una geografía única, ofrece a los cariocas como a los visitantes, un sinfín de alternativas de ocio, deporte, turismo, música, arte y fiesta.algunos de los botecos 

 

Si se quiere disfrutar de la comida típica carioca, hay que dirigirse a los restaurantes o bares tradicionales donde una cerveza bien fría es el complemento perfecto a unos sabrosos “petiscos” o aperitivos; o bien entrar a alguna de las churrasquerías para degustar un buen “rodizio” de carne. Si se busca una cocina más sofisticada e internacional lo mejor es ir a los restaurantes ubicados en Ipanema y Leblon.

 

Y para cerrar la experiencia con broche de oro una de las mejores cosas que hacer en Río de Janeiro por la noche es acudir a alguno de los lugares que ofrecen espectáculos y música en vivo.

 

 

2. Cataratas del Iguazú.

Están ubicadas a 28 km. de la ciudad de Foz do Iguaçú. Desde esta ciudad se puede acceder al Parque con transporte propio, excursiones privadas o por el autobús público que tiene varias frecuencias cada hora.

 

De lado brasileño hay una sola pasarela, en un solo sentido, que se puede realizar sin dificultad, finaliza en el mirador de la Garganta del Diablo, después se accede a las playa de estacionamiento y a la parada de autobuses por medio de un ascensor panorámico.

 

El acceso al Parque se da por medio del Centro de Visitantes ubicado en un área afuera de la reserva, con 108 mil m2 de terreno, siendo 4.000 m2 de área construida cubierta y cerca de 50.000 m2 de estacionamiento con una capacidad para 170 buses, 20 vans y 676 vehículos pequeños. El Centro de Visitantes cuenta con dos plataformas, una interna y otra externa, para ascenso y descenso de visitantes.

 

 

3. Salvador.

Salvador es el centro musical y cultural del país; es donde los brasileños vienen a la fiesta durante todo el año. Jazz, ritmos africanos y la música de hacha local (que mezcla samba con reggae) se mueven entre las calles adoquinadas y los pequeños bares de playa en la ciudad más africana de Brasil.

 

La tercera ciudad más grande de Brasil, Salvador en Bahía, es más una colección de pequeñas ciudades costeras y pueblos que se extienden a ambos lados de una península, que separa la Bahía de Todos los Santos del Océano Atlántico. 

 

Pelourinho es la atracción colonial adoquinada de Salvador. Los portugueses usaron esclavos africanos para construir enormes catedrales, iglesias y mansiones. A lo largo de los siglos, la cultura africana se ha mezclado con Bahian para crear una vida religiosa y cultural multifacética que es única en Bahía.

4. Manaos.

Manaos es la capital del Estado de Amazonas en Brasil y se ubica en la Región Norte del país.

 

En la ciudad se puede caminar por la selva en la mañana y asistir a una ópera de noche. Manaos ofrece un espacio rodeado de naturaleza, cultura, arte y gastronomía. Te deslumbrará los maravillosos espectáculos que ofrece el majestuoso teatro de ópera Amazonas, construido con materiales de alta gama.

 

La exótica cocina de Manaos tiene una amplia variedad de platillos típicos elaborados con pescados y especias nativas de la región. Los pescados del Amazonas son considerados los mejores de Sudamérica y en Manaus su consumo es elevado. Destacan el tucunaré, el jaraqui, el surubim, la matrinxa, el tambaqui, el pirarucu, el pacu y la curimatá, entre otras especies. Pueden ser preparados a la parrilla, fritos, en croquetas o en trozos.

 

5. Recife.

Recife es una de las zonas urbanas más grandes del noreste de Brasil Su ubicación está definida por la intersección de los ríos Beberibe y Capibaribe en su trayectoria hacia el Océano Atlántico. Abarca tres islas: Recife, Santo Domingo y Boa Vista, divididas por un total de seis ríos y conectadas por más de 50 puentes de diversos tamaños Esta particular configuración, sutilmente similar a la estructura de los canales y puentes de Venecia y Ámsterdam, constituye uno de los principales distintivos del lugar.

 

El entorno natural de Recife, formado por hermosas playas, enormes ríos, lagos, humedales y bosques tropicales, le otorga una gran riqueza en comparación con otras ciudades brasileñas En especial, los arrecifes de coral que resguardan gran parte de la costa tienen un gran significado en la identidad de la ciudad, y por ello se le dio el nombre de Recife.

 

Existen pocos lugares en el mundo donde pueden vivirse experiencias tan distintas y emocionantes en un solo día Deportes acuáticos, atractivos culturales, expresión artística, riqueza natural, arquitectura colonial, carnaval, buen clima En fin, descubra usted mismo todas las maravillas que ofrece Recife.